17. Encomendar a la SEGIB y a la COMJIB que den seguimiento a la propuesta de crear un Centro Iberoamericano de Arbitraje, de carácter privado, como una opción adicional a los mecanismos regionales de resolución de conflictos comerciales, que existen en la región, atendiendo a la cultura jurídica que nos es común y dando especial importancia a las necesidades de las Pymes en esta materia.

  • XXIV Cumbre de Veracruz (México)
  • | Declaración
  • | Otros temas
  • | Espacio Iberoamericano de Cohesión Social (EICS)

La Secretaria General Iberoamericana fue encargada de dar cumplimiento al mandato 17 de la Declaración de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno emanada de la Cumbre Iberoamericana de Veracruz (México), 2014 llevando a cabo la creación de un Centro Iberoamericano de Arbitraje capacitado en la resolución de conflictos comerciales, además de dar asesoría a las Pymes. 

Los trabajos que se refieren a la puesta en marcha de la creación del Centro Iberoamericano de Arbitraje tienen su inicio en 2009, con la convocatoria de reuniones con los actores competentes – abogados, sector empresarial y las Cámaras de Comercio en las que han participado algunos gobiernos iberoamericanos además de la Fundación Internacional para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP) de España y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Uruguay (CNCS), que resultó en la creación una Comisión de seguimiento, impulsada por la SEGIB, coordinada por la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA), e integrada por la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), la Confederação Nacional da Indústria (CNI) de Brasil, el Consejo Nacional de la Empresa Privada de Panamá (CONEP) y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Uruguay (CNCS). 

Consecuentemente, en 2010, se realizó la reunión de ministros de Justicia de Iberoamérica celebrada en México en la que presentaron que originó el párrafo 30 de la declaración emanada de este encuentro y la incorporación de este tema en la XX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Argentina, Ciudad de Mar del Plata, a finales de diciembre de 2010. 

En constante proceso de consecución se firma en octubre de 2012 el Acuerdo Marco de Colaboración para promover un Centro Iberoamericano de Arbitraje. Documento que contó con el apoyo del Ordem dos Advogados de Brasil (OAB).  Tras la firma, el acuerdo es presentado en el VIII Encuentro Empresarial Iberoamericano, celebrado en Cádiz en noviembre de 2012, siendo también uno de los temas de la XXII Cumbre Iberoamericana, celebrada en Cádiz, España y de la XXIV Cumbre Iberoamericana de Veracruz, dando origen al mandato en cuestión.  

Finalmente, después de este proceso en el 19 de marzo de 2015 se constituye el CIAR con la firma de su Estatuto y Acta constitutiva por más de 40 instituciones entre Colegios de Abogados, Cámaras de comercio, industria y Organizaciones empresariales cabiendo a SEGIB y COMJIB el papel de socios de honor sin la obligación de pago de cotas o derecho a voto, pero pudiendo participar de las reuniones. 

La primera Asamblea del CIAR se realizó en Madrid el 27 y 28 de octubre, ocasión en la que se adoptó el Reglamento General de Funcionamiento del Centro y la cláusula arbitral, seguida por las Asambleas Generales celebradas en Brasilia, en diciembre de 2016, y en Costa Rica, en 2017. 

DE CARA AL FUTURO 

A largo plazo se espera trabajar en la resolución de controversias internacionales de carácter comercial que involucren los 22 países miembros de la conferencia iberoamericana, aunque no se descarte abrir a actores de otros países. 

La preparación de una lista de árbitros especializados en Derecho continental o Civil Law todos de nacionalidad iberoamericana. 

Se considera atender controversias de forma virtual, aplicar procedimientos rápidos y una estructura calificada y, promover la coordinación y sinergia con otras iniciativas que se promuevan en la región con respecto al arbitraje internacional. Además, el organismo deberá contribuir para el fortalecimiento de la cultura arbitral en la región.